• +34 960 913 911
  • +34 615 067 776
  • cem@teleingenieria.es
  • Envío Gratuito 50 €
  • Stock 24-48 H.
  • +34 960 913 911
  • +34 615 067 776
  • cem@teleingenieria.es
  • Envío Gratuito 50 €
  • Stock 24-48 H.
Efectos de las radiaciones no ionizantes RNI sobre la salud humana.

Efectos de las Radiaciones No Ionizantes (RNI)

Sobre la salud humana y de los animales.

Niveles Legales y Recomendaciones

vigentes actualmente en España.

Principio de Precaución.

Evitar y moderar el uso de dispositivos radiantes.

Evite vivir cerca de focos CEM próximos.

Como instalaciones de antenas de telefonía, líneas y transformadores eléctricos.

¿Que hay detrás de la nueva tecnología 5G?

Efectos no térmicos de esta nueva tecnología.

A día de hoy, prácticamente ha quedado resuelto el debate social, entorno a si las radiaciones no ionizantes (RNI) tienen o no efectos negativos sobre nuestra salud. Aunque sigue faltando el " sello oficial ", y la regulación real de los niveles de exposición.

Desde CEM-Ti continuamos dando soporte a las personas afectadas, puesto que encontramos diariamente personas que nos cuentan su testimonio, y los trastornos que sufren cuando tienen una prolongada exposición a niveles de radiación elevados (cefaleas, dolores musculares, depresión, cansancio injustificado,...etc).

El debate se prolonga administrativamente y por ello todavía tiene continuidad social, debido a dicha impasibilidad de las administraciones europeas y estatales, que están empeñadas en "mirar hacia otro lado". La propia Organización Mundial de la Salud (OMS), clasificó en Mayo del año 2011, a través de Agencia IARC de la OMS: "Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer", a las radiaciones electromagnéticas EMF-RF, dentro del Grupo 2B ("posible carcinógeno humano"). Si bien, una minoría importante del propio grupo de trabajo pedía la clasificación más grave: Grupo 2A ("probable carcinógeno humano").

Con todo ello, la OMS continua sin incluir la Electrohipersensibilidad (EHS), en su catálogo de "enfermedades reconocidas".

¿ Qué es la Contaminación Electromagnética ?

La Contaminación Electromagnética (CEM) es la menos detectable de todas, ya que no somos capaces de percibirla directamente, como lo hacemos con las emisiones tóxicas de otras industrias tradicionales. Por otro lado, es silenciosa, a diferencia de otros tipos de polución, como la contaminación acústica producida por el tráfico rodado, o ciertas actividades comerciales e industriales. En definitiva, no es posible identificarla únicamente a través de nuestros sentidos primarios. Por consiguiente, requerimos de equipos de medida para detectarla y cuantificarla.

La radiación por campo magnético (M), de baja frecuencia (B, 50 Hz), es capaz de atravesar todo tipo de materiales, incluyendo metales. Los campos electromagnéticos (S) de alta frecuencia requieren de más potencia para atravesar la masa de las paredes, pero en presencia próxima de focos como antenas de telefonía móvil o Wi-Fi's termina penetrando en las viviendas. Es ésa capacidad física, la que le permite "colarse" en nuestras viviendas, si no disponemos de ningún tipo de apantallamiento magnético o electromagnético.

¿ Cuál es su origen ?

Los emisores de campos electromagnéticos de alta frecuencia (AF), que nos podemos encontrar normalmente son las antenas de telefonía móvil y antenas de redes inalámbricas de WI-FI municipales, los radares, las antenas de televisión y radio, los pequeños electrodomésticos inalámbricos caseros como: los router wifi, teléfonos inalámbricos DECT, teléfonos móviles, ...

Por otro lado, los focos de emisiones electromagnéticas de baja frecuencia (BF) mas comunes serian los centros de transformación eléctrica (CT'S), las líneas de media/alta tensión eléctrica (frecuencia industrial de 50 Hz), y las líneas ferroviarias (frecuencia 16 Hz), e instalaciones eléctricas caseras defectuosas, electrodomésticos como: microondas, secadora...

¿ Cuales son los posibles efectos sobre la salud humana ?

Actualmente, ya se han diagnosticado un número elevado de casos de personas, afectadas por esta hipersensibilidad a los campos electromagnéticos denominada electrohipersensibilidad (EHS). Estas personas, que antes se remitían por defecto al psiquiatra, ahora son diagnosticadas como electrosensibles médicamente.

La electrosensibilidad o electrohipersensibilidad (EHS), se suele diagnosticar frecuentemente, en personas que sufren otras enfermedades como la Sensibilidad Química Múltiple (SQM) , Síndrome de Fatiga Crónica (SFC), y/o Fibromialgia (FM). Se suelen presentar como un cuadro completo o parcial de patologías. La mayoría de ellas son mujeres jóvenes, ya que las mujeres parecen tener una mayor sensibilidad, a los productos químicos y a los campos electromagnéticos CEM.

El último informe de BioInitiative ha identificado ocho categorías principales de efectos no térmicos causados por las RNI artificiales [1]:

  1. Daños oxidativos, daños al ADN, fallos en la reparación del ADN.
  2. Proteínas del estrés, proteínas de shock térmico, función inmunitaria perturbada.
  3. Efectos en la reproducción y en la fertilidad.
  4. Metabolismo del calcio perturbado.
  5. Tumores cerebrales y daños a la barrera hematoencefálica.
  6. Alteraciones del sueño, de la tasa de disparo de las neuronas, del electroencefalograma, de la memoria, aprendizaje y comportamiento.
  7. Diferentes tipos de cánceres (excluidos los cerebrales), proliferación de las células.
  8. Efectos cardíacos, del músculo cardíaco, de la presión sanguínea, vasculares.

Por cada una de estas categorías hay decenas (cuando no cientos) de estudios científicos que analizan el efecto de las RNI. No todos, por supuesto, demuestran una relación causa-efecto entre radiaciones y alteración estudiada. Como ya hemos señalado, sería suficiente que algunos estudios demostraran esta relación para apelar al principio de precaución y adherirse a la moratoria para el despliegue del 5G. Pero ya no se trata de algún estudio, sino que la gran mayoría de las investigaciones evidencian y demuestran la correlación, cuando no la causalidad, de las RNI y sus daños biológicos.

“La misión del NMRI es mejorar la salud, la seguridad, el rendimiento y la preparación para el despliegue del personal de la Marina Americana y del Cuerpo de Marines. El NMRI lleva a cabo investigación biomédica básica y aplicada, desarrollo, pruebas y evaluaciones en las áreas de defensa biológica, médula ósea, atención a víctimas de combate y enfermedades infecciosas”.

En 1972 (sí, habéis leído bien, hace ya casi 50 años), el NMRI (ahora NMRC, National Medical Research Center) publicó una Bibliografía de Fenómenos (‘efectos’) Biológicos y Manifestaciones Clínicas, atribuidos a la Radiación de Microondas y Radiofrecuencia, en la cual se catalogaban 2.200 estudios científicos y se identificaban 122 tipos diferentes de efectos biológicos en 17 categorías:

  1. Efecto térmico en los órganos.
  2. Cambios en funciones fisiológicas.
  3. Efectos en el sistema nervioso central.
  4. Efectos en el sistema nervioso autónomo.
  5. Efectos en el sistema nervioso periférico.
  6. Trastornos psicológicos (“Estudios sobre el comportamiento humano”) – conocidos también como “Respuestas Psicofisiológica (y psicosomática).
  7. Cambios en el comportamiento (estudios sobre animales).
  8. Trastornos sanguíneos (in vivo e in vitro).
  9. Trastornos vasculares.
  10. Enzimas y otros cambios bioquímicos.
  11. Trastornos metabólicos.
  12. Trastornos gastro-intestinales.
  13. Cambios en la glándula endocrina.
  14. Cambios histológicos.
  15. Cambios genéticos y cromosómicos.
  16. Efecto de la cadena de perlas (Orientación intracelular de partículas subcelulares, y orientación de partículas celulares y otras no biológicas).
  17. Efectos diversos.

Como se puede ver, los efectos biológicos de las radiaciones no ionizantes son de dominio público desde hace más de 40 años, así “cabe preguntarse si no estamos frente al más amplio e infame experimento médico en la historia de la humanidad”, parafraseando el imponente (más de 1.000 páginas) estudio bibliográfico redactado sobre el 5G por el profesor Ronald N. Kostoff del Georgia Institute of Technology.

Específicamente, se detectan muchos casos de Lipoatrofia Semicircular (LS), especialmente en trabajadores de oficina. Y consiste en la pérdida de tejido graso (no muscular) en la parte superior de las piernas, por contacto con el mobiliario de oficina (metálico). Este trastorno está directamente relacionado con la presencia de campos Eléctricos y Electrostáticos. Originados por instalaciones eléctricas próximas, que pueden cargar eléctricamente el ambiente.

Para mitigar los efectos y revertir la situación se recomienda utilizar Soluciones de Earthing, de conexión segura a toma de tierra, que permiten la descarga electrostática (ESD) del cuerpo.

Informe Bioinitiative 2012

¿ También afecta a los animales ?

Existen también estudios que demuestran que los efectos de la CEM también afectan a los animales, como por ejemplo, en la reproducción de aves como las cigüeñas o gorriones con nidos cercanos a antenas de telefonía, en Valladolid ("Possible Effects of Electromagnetic Fields from Phone Masts on a Population of White Stork (Ciconia ciconia)", 2005, por el Biólogo Alfonso Balmorí, miembro del Cuerpo Superior de Biólogos de la Junta de Castilla y León. Una de las conclusiones obtenidas del estudio realizado es que en los nidos estudiados dentro de un círculo de 200 m. a dichas antenas, la productividad (pollos criados con éxito) es la mitad, que en los nidos estudiados a más de 300 m. Otra conclusión, que se extrae, es que el 40% de los nidos no llegan a sacar ninguna cría, mientras que ésto sólo ocurre en un 3,3% del grupo de nidos más alejado.

¿ Cuales son los Niveles CEM permitidos ?

Los niveles de radiación electromagnética legales, son realmente elevados, para España los determina el R.D. 1066/2001 (ámbito general) : 100 μT para campos magnéticos de baja frecuencia y 4,5 W/m2 para campos electromagnéticos de alta frecuencia (GSM900).

Por lo tanto, sigue sin aplicarse el tan solicitado principio de precaución, ya que los niveles máximos recomendados serian, según el Informe Bionitiative de: 1000 μW/m2 (exterior) para campos electromagnéticos de alta frecuencia, y 0,1 μT para campos magnéticos de baja frecuencia

Principio de precaución

Desde CEM-Ti , recomendamos tomar medidas de protección para cumplir el principio de prevención, sobre todo a aquellas personas que se encuentren viviendo cerca de focos de contaminación próximos a su vivienda habitual, que por consiguiente tienen tiempos de exposición elevados.

  1. Si puede elegir, NO VIVA en entornos cercanos a focos de contaminación CEM importantes (antenas de telefonía, líneas de distribución eléctrica de alta tensión, transformadores eléctricos,...etc). Si no puede elegir, y vive en estos entornos, debería apantallar su vivienda para reducir los niveles de CEM en la misma.
  2. MODERE EL USO del teléfono móvil, y utilícelo sólo para llamadas de necesidad real, que no pueda evitar de otra forma. Cuando tenga que hablar a través de un terminal móvil intente mantenerlo separado de la cabeza lo máximo posible (no hable pegando el terminal a su cabeza). Nunca cargue el terminal en su mesilla de noche, próximo a su cabeza, mientras duerme.
  3. EVITE EL USO, siempre que sea posible la telefonía inalámbrica DECT. Si puede utilice telefonía fija (por cable).
  4. EVITE EL USO de tecnologías Wi-Fi. Es preferible utilizar redes de datos cableadas. Si la distancia es pequeña, conéctese al router a través de un cable de datos (UTP), y desactive la conexión por Wi-Fi del router
  5. MODERE EL USO de aparatos eléctricos, y utilice su sustituto "mecánico" ("en lugar de la aspiradora la escoba", "en lugar del horno microondas, caliente con el horno convencional", ...etc). Si tiene que utilizarlos obligatoriamente, no se olvide de desconectarlos de la red eléctrica al terminar.

Hoy en día puede localizar las instalaciones de antenas de telefonía próximas a su vivienda, consultando en la web de Infoantenas de la "Secretaría de Estado para la Sociedad de la Información y La Agenda Digital".

Pudiendo determinar también los operadores y servicios que están emitiendo en dicha instalación.

Localizador Antenas Telefonía Infoantena

Historia y Estudios

Los trabajos del Instituto Karolinska de Estocolmo (Suecia), en el año 1992, pusieron de manifiesto que existe un riesgo de contraer leucemia cuando el campo magnético al que están sometidos crónicamente los niños supera los 0,2 μT (microteslas).

Riesgo que aumenta a medida que lo hace la magnitud del campo magnético. De esta forma, se puede hablar de asociación o riesgo moderado en el caso de 0,2 μT y de riesgo elevado cuando sobrepasa los 0,3 μT.

La "Declaración de París", del 23 de marzo de 2009, representa el "basta ya", por parte de la comunidad científica europea, que día a día constata la evidencia de que existen efectos adversos para la salud en este tipo de emisiones.

En mayo de 2011, el "Centro internacional de Investigación sobre el cáncer (IARC)", organismo especializado dentro de la Organización Mundial de la Salud, anuncia que los móviles han sido clasificados por la OMS como "posiblemente cancerígenos

para el hombre".

Doctor Claudio Gómez-Perreta, 29/05/10

Jefe de Unidad del Centro Investigación Hospital Universitario "La Fe" de Valencia -España.

"Campos Electro-Magnéticos y Salud: Estado actual".

... "A veces parece que se intenta más no dañar los intereses económicos de las empresas proveedoras que proteger la salud de los ciudadanos.

La electrificación en los países industrializados ha ido incrementando progresivamente el nivel medio de exposición a los campos electromagnéticos (CEM) de baja frecuencia a los cuales están expuestos la población; esos CEM están sustancialmente por encima de los CEM naturales de aproximadamente 10(-4) Vm y aproximadamente 10(-13)T, respectivamente. Varios estudios epidemiológicos han concluido que la exposición a CEM está asociada a un aumento de riesgo de contraer cáncer particularmente las leucemias en los niños.

Efectos teratogénicos (sobre el feto)

Juutilainen et al. 1993 llegaron a la conclusión de que las mujeres expuestas a campos magnéticos de origen doméstico durante su gestación con intensidades superiores a 0.63 μT tenían más riesgo de aborto que aquellas mujeres expuestas a un campo magnético inferior a 0.13 μT"

Realizamos Mediciones de Contaminación Electromagnética CEM en su vivienda y empresa, en toda España.

Disponemos de las mejores Soluciones de Apantallamiento y Blindaje del mercado.

Para más información les rogamos que nos contacten.

Bibliografía (fuentes):

[1] Cambio16.com : "5G: Efectos no térmicos, en la salud, de las radiaciones no ionizantes (I)".

[2] Bionitiative Report 2012 : biointiative.org

[3] Alfonso Balmorí, biólogo de la Junta de Castilla y León.

[4] Elsevier. Medicina de família. Semergen.